Numeroso público especializado del sector horeca y distribución, además de amantes de los buenos vinos, se han dado cita en Madrid en el II Salón de Vinos de la D.O. Méntrida, unos vinos procedentes -muchos de ellos- de la excepcional y genuina Garnacha, típica de los viñedos centenarios de esta D.O. del noroeste de la provincia de Toledo. En la imagen, los presidentes de la DO Méntrida, Juan Alonso, y de Caja Rural Castilla La Mancha, Javier López Martín, durante el Salón.El evento organizado por la D.O. Méntrida, estuvo arropado por representantes de la zona, entre ellos miembros de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y de la Comunidad de Madrid, además de entidades financieras -entre ellas GlobalCaja, Caja Rural Castilla-La Mancha, a través de su presidente y Bando Sabadell- alcaldes y concejales de la zona, entre otros el alcalde de Santa Cruz de Retamar, Alberto Enmanuel Fernández, con el ánimo de apoyar iniciativas de promoción e información como la llevaba a cabo en Madrid.La D.O.P. Méntrida tiene su zona de producción al noroeste de la provincia de Toledo e incluye más de 50 municipios. Las bodegas adscritas a esta Denominación alcanzan la cifra de 26 (6 de ellas son bodegas cooperativas), la mitad de las cuales estuvieron presentes en Madrid. Se trata de bodegas pequeñas y de economía familiar, que generan una producción de alta calidad y cuidadosa elaboración.El objetivo de este II Salón ha sido el de continuar promocionando los vinos de la Denominación de Origen Protegida Méntrida. Tal como afirma el presidente de esta D.O.P., Juan Alonso: “este acto constituye una oportunidad de dar a conocer nuestra imagen y la diferenciación de nuestros vinos a un mercado potencial de 7 millones de habitantes”.El Showroom superó los 1.000 visitantes, entre ellos, no solo público profesional de la distribución, restauración, etc., sino consumidores que son, a juicio del presidente, “nuestros mejores aliados para dar a conocer y extender la calidad y diferenciación de los vinos con D.O.P. Méntrida”.